LA PRAGA EN PRADILLO



Durante los meses de febrero y marzo de este año han tenido lugar los encuentros CRUSH en el Centro de Artes LaPraga, unos encuentros one-to-to one para conocerse desde las profundidades de las prácticas. De estos encuentros han surgido colaboraciones, picnics en el río, epístolas, lecturas compartidas, renuncias, descansos, descubrimientos, revelaciones y otras muchas cosas. Nos hemos preguntado qué se mueve cuando compartimos algo en unos niveles de intimidad y qué pasa cuando algo de ese mundo compartido se abre a otros cuerpos, a otras miradas y sentires. Tratar de aceptar los estados corporales que vienen, las cosas que aparecen como son y centrarnos en el mero hecho de estar juntas compartiendo algo. A lo largo de este tiempo nos hemos acompañado de diversas maneras en los procesos y en otras cosas de la vida. Ahora se presenta este reto de trasladarnos de espacio y ver si podemos conservar ese espíritu despojado de las exigencias de la productividad en un espacio con otras características, que La Praga en Pradillo. Desde lo que hay, desde lo que está que ya es. Quizás en un momento dado cambia y muta y se convierte en otra cosa. Eso no lo podemos saber aún. De momento es lo que es. Está donde está.